Poza

Poza

viernes, 4 de agosto de 2017

Somiedo: Coto- Braña Mumián- Peña Gúa- Braña Valdecuélabre- Braña Tabladiellu-Coto

Recorrido realizado el 24-8-2016

Una de las 7 rutas que hicimos en agosto de 2016 (tengo muy abandonada la faceta de describir rutas)

La idea era rodear la zona restringida del Monte de la Enramada y disfrutar de los paisajes de varios valles desde perspectivas poco habituales, así como pasar por 2 de las Brañas (Mumián y Sousas) más visitadas del Parque, y por los restos de otras (corros de Valdecuélabre, braña Tabladiellu) que siguen teniendo presencia abundante de ganado pero que no son frecuentadas por el turista.

Itinerario realizado por pistas, sendas de ganado y caminos de servidumbre de pastos. En algún punto del mismo es probable que involuntariamente se entre en la zona de Uso Restringido, pero dada la calidad INFIMA y PÉSIMA de los mapas (esquemáticos, 1:40.000 ??) que facilitan a los visitantes en la oficina del parque, y la INEXISTENCIA de ninguna SEÑALIZACIÓN sobre el terreno en las sendas de "alta montaña" o de uso ganadero, hace que sea IMPOSIBLE saberlo ciertamente para intentar no entrar en ellas (deberían hacer un marcaje sobre el terreno, con carteles al menos, al estilo de los de los cotos de caza, visibles a distancia en las zonas abiertas). Considero que el tránsito montañero por las sendas de uso ganadero actual (vacas) y antiguas (caprino-ovejeras; ahora de uso rebequil), muchas de ellas hitadas, no tiene porqué afectar a las especies protegidas. En las zonas dudosas el tránsito fue siempre por sendas existentes, no monte a través.

Track en wikiloc

DESCRIPCIÓN

El recorrido se inicia en el pueblo de El Coto, aparcando fuera de la carretera en alguna de las dos explanadas que hay en las curvas anteriores al pueblo, ya que aunque en este pueblo comienza (o termina) el PR AS 11 "no HAY" ningún lugar para aparcar vehículos de visitantes. Quizá por ello, en el Centro de Interpretación ya oí en varias ocasiones animar a comenzar "sólo" en Llamardal el acceso a la Braña de Mumián, en vez de por El Coto.

El hecho de comenzar en este pueblo nos permite subir un gran desnivel (450 mts aprox) nada más comenzar, por una cómoda pista, que nos permite regular el esfuerzo y calentar los músculos progresivamente, antes de afrontar las dificultades de las gradientes irregulares por sendas de ganado que deberemos buscar y elegir.

Comenzamos pues en este pueblo, por el camino que atraviesa el Monte La Enramada. Camino del que no podemos salirnos, ya que es zona restringida fuera del mismo, y hay carteles alusivos en todas las bifurcaciones (sólo en este camino).

Ya en Mumián (conjunto de 17 "cabañas de Teito"), llegamos a la Fuente del Cano, dónde abandonaremos el sendero marcado, pasando por su izda. Esta es una de las 2 fuentes que encontramos con agua (fin agosto).

Nos encaminamos a la pradera superior de la braña, que era de uso cominal. De allí surge a la izq. un camino que va hacia Valdecuélabre bordeando por el norte el Pico Alto, pero que se introduce inequívocamente en los lindes del bosque de la Enramada, y en el que sí hay carteles de prohibido el paso, por lo que no lo tomaremos. Nuestra intención es encaramarnos a la senda ovejera que bordea el pedrero-canchal que tenemos frente a nosotros. Como la evidente senda está muy cegada de pinchante matorral, optamos por rodear el pedrero por su parte baja y por su derecha. Una vez superado el pedrero, encontramos el terreno más incómodo del recorrido, ya que deberemos buscar por difusas sendas con matorral el modo de acercarnos a la arista este de Peña Gúa. En este punto hay que acercarse a las piedras, dónde empezaremos a ver hitos y la más o menos otrora pisada senda que nos permitirá acercarnos a la horcada dónde termina la herbosa canal de Peña Gúa, por dónde ascienden quienes desconocen la existencia de la vieja senda ovejera. Desde aqui son evidentes DOS sendas en dirección al Collado Corrotrapas: La ovejera-rebequil, más alta, y la actual (vacuna) más hacia el centro de la vaguada, por el medio del matorral.... (continuará)


Tras bajar por junto al arroyo de Sousas por un marcado y pisado sendero, el camino se ciega junto a los prados, y los cruzamos por las marcadas huellas de la maquinaria y por los pasos de servidumbre hasta enlazar el camino que bordea el bosque de la Enramada de regreso a Coto.